20 de octubre de 2009

El zapato de cristal de Martin Margiela





No, no se pueden usar...

Son el tributo al fetichismo de los zapatos de mujer que ha rendido la Maison Martin Margiela y ¿qué mejor que hacerlo con el primer zapato que toda niña/mujer desea?; el de Cenicienta...

En edición limitada, puedes hacerte con un par o sólo con un zapato, como escultura por el módico precio de 2000€ el par y la mitad si sólo te llevas una pieza...

Desde aquí les animo a fabricarlo en modelo real, no hace falta que sea de cristal, pueden hacerlo de plástico pero con estilo, o con algún otro material transparente...




 
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails