29 de agosto de 2008

212

En 1997 Carolina Herrera lanzó al mercado el perfume 212 (nombre escogido por ser el número de distrito del corazón de Manhattan), en la campaña publicitaria insertaron un texto con el que me identifiqué completamente. Eso unido a que desde siempre mi número favorito era el 12 y después el 2, hizo que hiciera mío el número 212 para diversas cuestiones, entre otras, el mail.

Ahora que el número de visitas ha tocado la resistencia del 212, compartiré aquel texto:

Ella es la chica 212:
La mujer que sabe cómo saltar los límites y conseguir lo que quiere.
Que sale con un escultor que juega al tenis y un broker que toca el saxo, pero su amor es un poeta encargado de un bar.
Que lleva un vestido de menos de 20$ y unos zapatos de Manolo Blahnik.
Que tiene mesa reservada en el restaurante más chic, pero le fascina ir de tapas.
Le encanta ir y venir, estar con la gente y encaja en todos los ambientes.
Con amigos en lo más selecto de la jet y en lo más extravagante de la noche.
Una mujer que no pertenece a nadie, solo a ella misma...Al Mundo
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails