19 de junio de 2009

Para tu próxima Boda!


Las bodas me encantan, creo que ya lo he escrito alguna que otra vez, además, por supuesto, de la felicidad de ver a unos amigos o familiares celebrar su amor, son un evento que me fascina.

Me encanta pensar el look, descubrir los mejores en la boda y felicitar a las agraciadas...Y, además, me lo paso fenomenal!

Las bodas dan para muchas reflexiones, por eso me ha encantado el decálogo que he recibido de Telva.com, no puedo estar más de acuerdo con cada punto, por lo que lo muestro tal cual, con algún comentario mío...

1. No al total look. Las celebrities siguen esta regla de oro al pie de la letra y tú deberías hacer lo mismo. Atrás quedó ya esa manía compulsiva de conjuntar bolso, joyas y zapatos con el vestido. Sólo de pensarlo se nos pone la carne de gallina. ¡Recuerda!, no sólo está permitido huir del total look, sino que además puedes jugar con el color de tus zapatos o sandalias para romper la sobriedad de un clásico vestidito negro o azul klein. Si Sarah Jessica Parker lo hace...


2. Puede que esta afirmación te producza risa, pero cuando vas a una boda todavía te encuentras con esos raros especímenes que usan ¡chal! Por favor, si quieres hacernos felices, quema todos los que tengas en una gran hoguera en medio del campo. Puede convertirse en un maravilloso rito de iniciación de tu nueva vida, ¿no?. No puedo estar más de acuerdo!!, fuera los chals, puedes utilizar chaquetitas, boleros, blazier...

3. ¿Quieres un look fresco y divertido pero no tienes presupuesto para un vestidazo? Apuesta por un tocado, un accesorio capaz de convertir un sobrio diseño en todo un estilismo de boda. ¿Lo último? Una cinta divertida (con una plumita o trenzada) alrededor de tu frente. ¡Palabrita! ¡Funciona siempre que combines el resto de tu estilismo con este look!. Otra opción, alquila un vestidazo de firma (Más info. en www.24fab.com). Otro de mis must; los tocados transforman el look!

4. Existe otra forma divertida de conseguir una imagen distinta al resto: Apostar por "los zapatos". Gwyneth Paltrow, por ejemplo, es experta en este tema. Ella combina como nadie un minivestido monocromático con unas espectaculares y esculturales sandalias. Y ¡voilá! Se convierte en el centro de todas las miradas allá donde va. Prueba esta combinación: minivestido + maxiblazer + sandalias espectaculares. Serás la invitada más chic. Esta es, sin duda, la clave de esta temporada!, busca un zapato joya!








5. ¿Me puedo decantar por un sencillo little black dress? Nuestra opinión: Un sí rotundo. Sólo necesitas convertirlo en uniforme de boda. ¿Cómo? ¿Por qué no aprovechas la fiebre de Coco Chanel y apuestas por un maxicollar de perlas con varias vueltas al cuello? Si el look lo merece, ningún problema al negro, en la foto con un tocado rojo precioso!



6. Roba el blazer a tu chico. Porque sí, porque funciona y porque es muy chic y estiloso. Lo mejor es que van con todo, tanto con un vestido mini, mini, como con vestidazo largo. Aprovecha la fiebre por esta prenda y lúcela sin miedo. Sofisticación diez.




7. ¿Tu amiga inseparable cuando se trata de ir de bodas? Sin dudarlo, tu cartera de mano. Ya va siendo hora de que inviertas en una en condiciones, que esté siempre dispuesta a acompañarte, lleves el vestido que lleves. Al final, te darás cuenta que la inversión merece la pena. ¿Nuestra preferida? Sin dudarlo, el clutch trenzado de Bottega Venetta, que resistirá en tu armario el paso ineludible de los años.


8. ¿Los disfraces valen? Por supuesto. Bueno, a decir verdad vale uno: el de griega. Si quieres copiar a las celebrities, éste es su "uniforme de cabecera" para la alfombra roja. Un vestido de escote asimétrico, que deje un hombro al aire, y unas sandalias de gladiador con mucho, mucho tacón, te convertirá en la Helena de Troya más chic de toda la boda. ¿Acaso no nos crees?


9. Vas de boda, no de cena de Nochebuena. O lo que es lo mismo, no vale vestirse de árbol de Navidad. Si optas por un tocado, no lleves más joyas. Si luces unas sandalias espectaculares, ponte unos pendientes pequeños. Juega con las proporciones y no abuses. Siempre, siempre "menos es más".



10. Sí rotundo al pantalón. Aunque nunca lo hayas pensado, esta prenda no sólo está permitida en las bodas, sino que, además, resulta muy elegante. ¿Cómo llevarlo? Ponte una blusa de gasa, seda o satén llamativa con unos pantalones pitillo negros y una sandalia con altísimo taconazo. El resultado te gustará. El mejor ejemplo; Laura Ponte









Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails