1 de febrero de 2009

De finde en Formigal

Acabo de volver de Formigal y no puedo resistirme a escribir todas mis impresiones.

Con 137 km. de pistas, se ha convertido en la estación más grande de España, puesto que hasta ahora ostentaba Baqueira.

Desde que empiezas a buscar información sobre la estación (era la primera vez que estaba), puedes comprobar que están haciendo un gran esfuerzo de promoción, y cuando llegas ves que ese esfuerzo está respaldado por otro esfuerzo inversor.
Sin embargo, les queda mucho por hacer, empezando por el trato y la atención al cliente, que deja bastante que desear.

Bueno, empezaré por el principio; Formigal se encuentra en el Valle del Tena, un valle precioso, donde podrás visitar o alojarte en multitud de pueblos a lo largo del puerto, bañados por el río Gállego y unos lagos que se van formando.

Puedes dormir "a pie de pista" en la urbanización Formigal, o alojarte en cualquiera del resto de pueblos, alejándote un poco de las pistas.

La gastronomía es un plus, hay multitud de restaurantes, muy del Valle, donde podrás cenar fenomenal a muy buen precio.

Nosotros cenamos en Casa Martón, en Sallent de Gállego, carne a la brasa, verduras...Todo buenísimo!!.

Habíamos reservado en "El restaurante del Lago", al mando de Pedro Subijana y situado a orillas del lago de Panticosa, pero no pudimos acudir al estar cortada la carretera que accede al Balneario de Panticosa, donde está situado, en su lugar, cenamos en Casa Sampietro, en Panticosa, donde cenamos de maravilla, también carnes a la brasa y unas patatas con cebolla que no puedes dejar de pedir!!!

Pero cuando estás esquiando, es muy importante poder contar con un local apre ski y en la urbanización Formigal dimos con la pastelería-cafetería Selva Negra que para mí se ha convertido en un must!, si pasas por Formigal después de esquiar y tienes hambre, la visita es obligada; además debes pedir los croissants de crema (xuxos), aunque todo está buenísimo (lo dulce lo hacen ellos, aunque lo salado es precocinado).

Ya en pistas, hay que resaltar y felicitar al responsable de decoración de los locales de restauración; pues han pensado en todos, en el que esquía y en el que no, con ambiente chill out con cojines, sofás de diseño...

Sin embargo, en algunos casos se han quedado en un quiero y no puedo, por ejemplo en el Iglú, se trata de un local en medio de las pistas donde puedes tomar un cocktail, parece muy atractivo pero cuando llegas aparece la decepción, es muy pequeño, un poco cutre y caro, podían haberlo hecho mejor...


El caso de la cabaña La Glera es diferente, se trata de una cabaña en medio de la montaña a la que solo puedes acceder mediante Ratrack (recomiendo que montéis, por los paisajes, porque bajas solo en la pista y pos la experiencia), el caso es que puedes comer allí y a la vista de las pizarras donde se muestra la carta no parece excesivamente caro teniendo en cuenta donde estamos (Cocido montañés 10,50€, Solomillo a la brasa con guarnición 28€...), sin embargo, esconde un secreto, las bebidas (coca-cola, cerveza, vino caliente...) ¡¡¡cuestan 6€!!!, lo siento, pero ésto me pareció ya tomadura de pelo...(La clara son 12€!!).
Sin embargo, también ofrecen un menú por la noche, te suben desde la base de la estación en Ratrack, disfrutarás de una vistas increíbles de noche, sobretodo en noches de luna llena, este menú cuesta 120€, es para pensárselo...

Por otro lado, se agradece la inversión en tecnología, el forfait es una tarjeta electrónica, los lectores la leen fenomenal (no como en Sierra Nevada), además si has comprado el forfait para varios días y luego no utilizas todos, podrás usarlo a lo largo de la temporada o la siguiente...También puedes recargarlos por Internet o comprarlos en el alquiler si alquilas material.

Y por último, la multitud de actividades que ofrecen; motos de nieve, trineo de perros, ratrack, snowbikes, esquiar por la noche (ojo, solo miércoles y sábados!), snow park (solo los findes), raquetas...Y por lo visto una muy buena fiesta de fin de temporada...Tendré que volver!!

Conclusión, deben mejorar mucho la atención al cliente, bajar los precios, pues no estamos en Gstaad...Pero por lo demás muy bien!!

Ah!, tampoco estaría mal que instalasen más telesillas, hay uno de 8 plazas al inicio de la estación, pero se echan de menos entre los valles, pues se pierde mucho tiempo para repetir pista o desplazarte..



Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails