28 de julio de 2009

Diamond Cake


Cada vez resulta más difícil ser original en una pedida de mano

Por un lado porque muchas parejas viven juntos antes de casarse, lo que hace que el tema boda se haya hablado con naturalidad mucho antes de que se lleve a cabo la ceremonia.

No seré yo quién diga que no hay que hablarlo antes, además de que se tercia imposible no mencionar el tema a nada que tengas un proyecto común de vida, pero si es verdad que pierde gracia la pedida...

Por otro lado, la multitud de pedidas originales que conocemos hasta el momento hace que si vas a pedir la mano a alguien tengas que estrujarte para no repetir idea y para no caer en tópicos (pedidas en edificios emblemáticos, anillos en la copa...)

La idea de Mervis Diamond Importers me ha gustado especialmente porque une dos cosas que me gustan mucho; los diamantes y los dulces!

Se trata de una tartaleta individual de chocolate fondant coronada con un diamante de 2 kilates de corte Asscher con una mora en el centro del pastelito.

La cadena de alta joyería Mervis Diamond Importers la pondrá a la venta por tan solo 18.000 dólares (el diamante tiene una talla especial difícil de conseguir, de ahí su precio...)







Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails